Amor:

Me pierdes; ¿Cómo entenderte? Todo de mi corre hacia tu ser y me hago pequeño ante tus ojos, no puedes ver mi amor. Soy el genio de tu lámpara caprichosa, la nada que se esfuerza por verte feliz. Mis sueños, no, tu voluntad que mueve mis hilos. Todo pesa hasta el corazón, pozo de lágrimas donde bailan ilusiones perdidas. ‘’…Para siempre…’’ parece ser la gastada frase de un cuento que no se aplica a nuestra historia, breve relato de misterio y dudas no explicadas. ¡¡¡No comprendes!!! Haz edificado un muro de incógnitas; puede que pronto no me veas, seré un forastero al otro lado que aguarda el solsticio de verano para entrar si antes me haces caer. La espera, palabra que encadena tu boca y besa mis ganas sin basilar dolor. ¡¡¡No descifro!!! La mentira se disfraza de ángel y la verdad le teme, grita: Nana no escucha. ¡¡¡Te amo!!! Irónico, no te esfuerzas dulce titiritera, tiras de mis sentimientos, manipulas y ganas mi atención. Extiendes la mano y cancelas mi huida, me abraza y no te odio; quedo inmóvil, presa ingenia que halla alivio a la tristeza, me apacientas, no me dejas ir.

¿Qué hacer? El procesamiento es ilógico, sin respuestas; callas, convences que no dirás, más admites quererme ¡¡¡No es suficiente!!! Un beso no cura tantas heridas mi rosa ni alcanza para remendarle alas a la realidad.

Autor: Humberto Javier Pestana González.